miércoles, 9 de noviembre de 2011

Master Class de Cocina Chilena - By Prochile


Hoy he tenido la suerte de asistir a un evento de promoción de cocina y productos "made in Chile" organizado por Prochile (Comisión de Exportación de Chile en Toronto). La verdad es que me esperaba algo un poco más ordinario, pero ha sido un evento excepcionalmente organizado y con una gran calidad tanto de productos como en organización de los recursos humanos.

El lugar elegido para esta particular master class ha sido el salón Mezzanine del mercado de St Lawrence, muy cerca del distrito financiero de Toronto. El salón tiene una luminosidad expléndida y es un espacio muy bien equipado, del nivel de cualquier show de televisión de las grandes cadenas americanas. Nada más llegar Cristina me ha recibido con una sonrisa radiante y José e Ignacio me han explicado y presentado los productos de manera detallada.



Tras las presentaciones, el chef (Andrés Michel) ha hecho una breve descripción de los platos a cocinar y de los ingredientes, y ha explicado a los asistentes las características de los productos importados desde Chile. Hoy los protagonistas han sido el aceite de aguacate, la pasta de aceituna negra, el merken, la papaya, el aceite de oliva y el balsámico.



El primer plato ha sido una ensalada de salmón ahumado con aderezo de papaya. La presentación ha sido espectacular, con un colorido vivo y gran cantidad de salmón en pequeños cubitos. La mezcla de sabores exóticos y el contraste entre la papaya y el balsámico hacen del plato una exquisitez.



El segundo plato consistía en vieira a la plancha con pasta de aceituna negra y salsa pebre. Antes de probarlo he pensado que la cantidad de pasta de oliva le arrebataría el protagonismo al resto de ingredientes, pero cuando la he probado estaba deliciosamente suave, y la combinación de sabores ha resultado exquisita. La salsa "Pebre" consistía en una suave salsa parecida al "pico de gallo" mexicano, pero calentada con un toque de vino y salsa de las vieiras. Aquí en Canadá las vieiras son uno de los platos más típicos, pero nunca había probado una combinación tan latina y, la verdad, me ha sorprendido muy gratamente.



Tras una breve tanda de preguntas con el chef, ha llegado el siguiente plato, "parmentier de ternera salteado en merken y salsa de vino". Este plato ha sido el más elaborado, para que la carne se cocinase adecuadamente se han requerido de unos 15 a 20 minutos, pero en el transcurso el chef nos ha mostrado como hacer la preparación de la salsa, que ha sido algo delicioso. Tengo que reconocer que me ha dado pena que no hubiese pan para mojar y no dejar nada en el plato. La carne estaba tierna y la salsa consistía en una reducción de vino tinto con merkén y una cabeza de ajos, que me recordaba a la tradicional con la que cocina mi abuela el rabo de toro, pero con un toque picante al final.



Después de disfrutar de este festín, Adrés, creo que ya puedo llamarle por el nombre después de lo que hemos vivido juntos ya, ha preparado desde cero "sopaipillas", que son muy parecidas a lo que en la mancha llamamos "fritillas". Las sopaipillas son pequeños círculos de masa de pan fritas en aceite y acompañadas con puré dulce de aguacate y dulce de leche... DELICIOSAS!!!




Para terminar, algunos de los asistentes, encantados con el evento y el chef, han propuesto un brindis por el cocinero y han procedido al intercambio de tarjetas y de impresiones.

Sin duda, el de hoy ha sido un almuerzo especial y el resultado ha sido una mayor simpatía, si cabe, con los chilenos y con su gastronomía.

1 comentario: